LLAVES EN MANO

Grupo Olimpo ofrece a sus clientes la posibilidad de ejecutar sus obras e instalaciones bajo la modalidad “llaves en mano” o EPC (Engineering, Procurement and Construction).

El contrato EPC, muy común en el sector de la construcción, significa que Grupo Olimpo diseña la instalación que necesita su cliente, adquiere los equipos y materiales, y se encarga de la ejecución de toda la obra, bien mediante sus propios recursos, bien subcontratando parte de los trabajos. El cliente recibe la instalación o la obra que necesitaba, al precio que se pacta al inicio del contrato, dejando que Grupo Olimpo corra con la tarea de coordinar todo el trabajo hasta su finalización.

Ventajas con el servicio Llaves en Mano

El cliente prefiere ejecutar su obra o instalación bajo la modalidad EPC porque:

  • Debe dedicar menos esfuerzo, tiempo y recursos a la obra, porque no tiene que coordinar a los distintos agentes que intervienen (proveedores, instaladores, organismos de control, legalizaciones administrativas, etc.)
  • Dispone de un equipo de especialistas y técnicos que afronta y soluciona los problemas que se presenten.
  • Tiene un único interlocutor al que dirigirse, lo que le facilita el control de las obras.
  • El equipo técnico EPC asegura la calidad del trabajo y reduce los vicios y problemas durante y después de la obra.
  • El importe de la inversión es conocido de antemano y permite reducir el riesgo financiero de los aumentos de obra inesperados.
  • El plazo de ejecución también se fija desde el principio, con lo que se puede hacer frente a compromisos a cierto plazo porque se cuenta con una fecha cierta de puesta en marcha.

No aumentan sus costes con el servicio Llaves en Mano

Realmente es más barato.

La opción tradicional consiste en que el cliente contrata por su cuenta todos los agentes y proveedores para la obra, y coordina directamente el trabajo. Este método generalmente no permite obtener los mejores precios por los siguientes motivos:

  • Desconocimiento del mercado si el cliente no es profesional de la construcción.
  • Riesgo de equivocación en calidades o prestaciones de equipos por carecer de asesoramiento experto.
  • Problemas de coordinación si el cliente carece de experiencia en la ejecución de obras.
  • Desviaciones en el plazo de ejecución que acarrean inconvenientes de producción y pérdidas a medio plazo.

Al final las obras salen más caras que lo inicialmente previsto, cuando bajo la modalidad EPC los costes son fijos y pre-establecidos.

“El servicio Llaves en Mano, es la mejor opción para los inversores que buscan obtener una mayor rentabilidad a su dinero con un esfuerzo menor “

“Contratar el servicio Llaves en Mano, es el sistema mas pasivo de la inversión inmobiliaria para aquellos profesionales ocupados o inversores que simplemente no desean involucrarse en gran medida con su tiempo, obteniendo resultados excelentes.”