ARQUITECTURA

Como parte del departamento de Building Consultancy de Grupo Olimpo, combina la experiencia y el talento de un grupo de profesionales de la arquitectura, con amplia experiencia en diversos sectores, habiendo proyectado Edificios Administrativos e Institucionales, Residenciales, Comerciales, Hoteles y Arquitectura Industrial. Integramos a los distintos especialistas que intervienen en las diferentes fases del proyecto y obra (arquitectura e interiorismo, estructura, instalaciones, consultores de iluminación, paisajismo, etc.) para cubrir las necesidades y objetivos económicos del cliente en cada una de las fases.

Diseño del proyecto

Anteproyecto: La primera fase, donde se plasma a grandes rasgos la idea general de la edificación en planos muy esquemáticos, a escala pero sin acotar. Su función es la de reflejar gráficamente las diversas zonas por usos, y la imagen global de la edificación, para su aprobación por parte del propietario o promotor.

Proyecto Básico: Refleja la concepción general del edificio: forma, funciones, distribución, sistema constructivo. Se plasma en dibujos, modelos informáticos o maquetas, con una memoria descriptiva y un presupuesto general. Sirve para consultar aspectos concretos de su idoneidad urbanística en organismos oficiales y solicitar licencias.

Proyecto de Ejecución: Es el conjunto de documentos adecuadamente definidos para poder construir una obra. Incluye el desarrollo de los estudios técnicos de estructuras, instalaciones, urbanización, etc., realizado con la participación de cada técnico especializado en cada una de las materias. Se trata de representar en planos técnicos, con nomenclatura técnica, dibujos muy precisos. Se complementa con una memoria describiendo las soluciones elegidas, el riguroso cumplimiento de las normas urbanísticas y constructivas (en formularios oficiales), pliegos de condiciones y un presupuesto detallado por capítulos.

Interiorismo

El interiorismo es todo aquel aspecto móvil que cabe dentro de una vivienda o espacio habitable; comenzando por una buena distribución de los espacios, definiendo donde ha de ir situado cada elemento y la iluminación de cada zona.

Estudiar las necesidades del cliente para poder suplir cualquier necesidad planteada. Definiendo los materiales tanto de suelo y paredes, baños, cocina, etc. Definiendo también cualquier elemento como grifería, sanitarios, electrodomésticos, carpintería y todos aquellos elementos que se definan en el proyecto básico.

Dentro del proyecto de interiorismo, realizamos un estudio de donde ha de ir situado el mobiliario y sus dimensiones, sin concretar modelo o marca, para definirlo posteriormente en el proyecto de decoración.

No hay mejor vivienda que aquella que ha estado estudiada desde sus principios, perfectamente ajustada a las necesidades y exigencias del cliente, obteniendo así los mejores resultados para su vivienda.

Domótica

Fusionamos la domótica sin perder la sensibilidad de un buen interiorismo alcanzando el máximo confort. La mejor tecnología es aquella que no se ve e interactúa con el usuario con facilidad haciendo que la experiencia de vivir un espacio sea mucho más confortable.

Muchas veces la palabra domótica se interpreta de una manera equivocada: difícil, complicada e inaccesible. Todos estos adjetivos son totalmente erróneos a día de hoy. La domótica se ha convertido en la realidad de muchos hogares que ya disfrutan de sus ventajas: control lumínico de escenas, centralización y control de persianas, control de la climatización de los espacios, audiovisuales, comunicaciones, controles de acceso, que pueden ser controladas tanto desde dentro como desde fuera de la propia vivienda en un sistema sencillo y de fácil interacción.

Desde el Estudio hacemos un estudio completo adaptado a las necesidades de cada cliente interpretando y definiendo cada deseo para hacer de este una realidad fácil y accesible.

Proyecto de decoración

La decoración es el complemento de un buen interiorismo. En este punto se definen los colores, textiles, mobiliario, luces decorativas, y todos aquellos elementos que finalmente darán personalidad a la vivienda, siendo este el reflejo de las necesidades y exigencias de los clientes. Consiguiendo de esta manera una atmosfera acogedora con ambientes cálidos y harmónicos. Adaptando y fusionando el estilo deseado con la esencia de las nuevas tecnologías que demandan nuestros días.