“Hoy más que nunca, la vida debe caracterizarse por un sentido de responsabilidad universal, no solo entre naciones y entre humanos, sino entre humanos y cualquier otra forma de vida” Dalai Lama

Una de las muchas consecuencias de la evolución social producida en las últimas décadas es la creación del concepto “Desarrollo Sostenible”, entendido como compromiso de equilibrio entre el aprovechamiento de los recursos naturales y la preservación del medio natural. Actualmente existen suficientes tecnologías y conocimiento que permiten garantizar una sostenibilidad del medio ambiente. Grupo Olimpo se ha involucrado y sensibilizado en este sector desde sus inicios y su trayectoria y experiencia acumulada.

Respondemos con eficacia a los retos urbanos

Para ser sostenibles, las ciudades deberán solventar con éxito los retos que les plantean los cambios demográficos, económicos, ambientales y sociales. Nosotros contribuimos a la sostenibilidad de las ciudades prestando servicios ciudadanos de calidad y estableciendo canales de comunicación en las comunidades urbanas para que los ciudadanos sean nuestros principales aliados en la promoción de acciones que mejoren el desarrollo sostenible.

Optimización del consumo de materiales


La compañía promueve activamente la optimización ambiental de los procesos productivos como medio para la reducción de su impacto ambiental.

Cada línea de negocio de Grupo Olimpo dispone de sus propias iniciativas para la reducción del consumo de materiales. Así, Construcción promueve el empleo de material sobrante para usos alternativos y Cementos fomenta el uso de materias primas alternativas para sustituir materias primas naturales y disminuir el consumo de recursos.

Energía en las comunidades urbanas


Las ciudades se han convertido en los centros de consumo, con un 67% de la demanda mundial de energía primaria y su transición a una economía baja en carbono va a tener un coste enorme.

La Agencia Internacional de la Energía estima que para limitar la emisión de gases de efecto invernadero la inversión en energía renovable y eficiencia energética va a ser billonaria durante un período de tiempo dilatado.

Infraestructuras urbanas


Las ciudades son el centro de los retos que plantea la sostenibilidad por lo que se configuran como los lugares donde desarrollar soluciones innovadoras con un impacto significativo y rápido.

Aspectos como la huella de ecológica en la toma de decisiones, edificios inteligentes y rehabilitación, la gestión de riesgos ante el cambio climático, o la accesibilidad urbana están tomando cada vez más relevancia.

Una administración más eficiente y transparente


Se estima que en 2050, las ciudades concentrarán el 80% de la población mundial. Su peso político será enorme, así como la gestión de sus recursos públicos. La transparencia y la eficiencia en la gestión de estos recursos, así como la colaboración público-privada serán cruciales para poder prestar servicios ciudadanos de calidad.

Construcción sostenible


Grupo Olimpo aplica estrictos criterios de sostenibilidad, así como tecnología innovadora y eficiente en sus proyectos.

A través de la división de Construcción, participamos en un destacado número de grupos de trabajo nacionales e internacionales enfocados en la construcción sostenible, con el objetivo de compartir conocimientos, y de contribuir a la definición de estándares que garanticen los mejores resultados, aplicando la experiencia adquirida. Una construcción más respetuosa con el entorno, más sostenible, sólo puede lograrse con directrices claras en las que participen las empresas del sector como parte activa.

Gestión eficiente del agua


Se estima que si para 2030 no se producen avances en términos de eficiencia, las necesidades de agua a nivel mundial requerirán un incremento en la capacidad de suministro actual del 40%.

El agua es un recurso necesario para la totalidad de las actividades que el Grupo desarrolla. En general, la concienciación en el uso responsable del agua es una iniciativa eficaz llevada a cabo por el conjunto de las actividades de Grupo Olimpo, que ha llevado a una reducción aproximada del 20% de consumo de este recurso en sus últimos proyectos.